Cifras importantes para repensar la calidad de la educación superior del 2021

Share
Share on facebook
Share on google
Share on twitter
Share on linkedin

Sorry, this entry is only available in European Spanish. For the sake of viewer convenience, the content is shown below in the alternative language. You may click the link to switch the active language.

Con la transformación del modelo el problema de garantizar la calidad se ha vuelto prioridad para gobiernos e instituciones. Y aún más lo será para empleadores y estudiantes que se hacen la pregunta por qué tan efectiva es la educación que se está brindando en las aulas virtuales.

La idea de calidad es amplia y ha tenido múltiples definiciones a lo largo de los años, algunos la han equiparado con eficiencia, otros con capacidad física, otros con tipo de contenidos, o con aprendizajes obtenidos. Para todos ellos hay distintos tipos de acreditaciones, las que actúan como sistema de garantía de calidad fundamental generando estándares para evaluar las universidades.

Por esto, las palabras que usan las universidades para describir sus programas, y determinar sus procesos marcan la diferencia. Los empleadores son otro importante actor en el mercado y ellos valoran menos las artes liberales por su nombre y más por las descripciones de los atributos que las componen: pensamiento crítico, comunicación calificada, trabajo en equipo y comprensión cultural, etc. Conceptos que dividen el perfil de egresos en dos importantes objetivos: Acreditación y Marketing.

Como comenta Forbes: “La preparación para el trabajo, las habilidades reconocidas por la industria y la preparación profesional resuenan profundamente entre los posibles estudiantes y empleadores. Aprendizaje a lo largo de toda la vida, es una de las frases más comúnmente utilizadas en las declaraciones de misión de la universidad, pero pocos han podido demostrar y articular ejemplos de cómo lo logran. De hecho, abundan las oportunidades para promover mejor la educación superior”.

Datos de educación superior en USA

Son múltiples los factores que las universidades deben tomar en cuenta este 2021 para no perder el rumbo ante la incertidumbre. Así lo demuestran las cifras publicadas por Forbes en el panorama estadounidense, destacamos las más importantes:

  1. Las matriculaciones para obtener un título en la educación superior de los Estados Unidos han disminuido durante 10 años consecutivos.
  2. La “importancia de la universidad” entre los adultos jóvenes ha disminuido casi un 50% en los últimos 6 años.
  3. Solo el 7% de los estudiantes de secundaria de EE. UU. Confían en que las universidades estadounidenses son las mejores del mundo.
  4. La principal razón por la que los estadounidenses valoran la educación superior es para conseguir un trabajo bueno o mejor.
  5. El porcentaje de aspirantes a estudiantes adultos que creen que la educación valdrá la pena el costo se redujo del 77% al 59% desde 2019; aquellos que creen que la educación les ayudará a conseguir un trabajo bajó del 89% al 64%.
  6. Solo el 6% de sostenedores de colegios y universidades están totalmente de acuerdo en que las instituciones de educación superior en los USA tienen una sólida comprensión de lo que los empleadores buscan en los candidatos a puestos de trabajo.
  7. En marcado contraste con la confianza de los sostenedores: el 96% de los rectores universitarios dan a sus instituciones calificaciones “muy efectivas” o “efectivas” sobre qué tan bien están preparando a los estudiantes para el trabajo.
  8. Solo el 26% de los adultos estadounidenses que trabajan y que tienen experiencia universitaria están totalmente de acuerdo en que su educación es relevante para su trabajo y su vida cotidiana.

 

Conclusión

La educación superior necesita repensar qué entienden los empleadores y los egresados por calidad, cuáles son los contenidos que realmente les hacen sentido y qué aprendizajes son un verdadero aporte para los perfiles profesionales que los nuevos escenarios profesionales están brindando.

Para ello, los procesos burocráticos de gestión universitaria que siguen siendo gestionados por grupos limitados con poco conocimiento en analítica de datos quedarán en el pasado, para sostener un aprendizaje para toda la vida, cada estudiante se convierte en una fuente de información fundamental en la cuál la universidad puede sacar información relevante para la planificación estratégica de sus perfiles de egreso y para ofrecer al mercado perfiles relevantes. La información revelada por las estadísticas de estados unidos es solo el inicio de un fenómeno mundial.