El plan de estudios de una institución es la base y el motor de todos sus esfuerzos educativos. Además, las preocupaciones sobre el funcionamiento de los procesos curriculares son comunes, y el cuerpo docente es el encargado de garantizar que esos procesos funcionen correctamente. Cuando el desarrollo o la aprobación de los planes de estudio no funcionan correctamente, o son de algún modo ineficaces, la institución en su conjunto se ve perjudicada.

Por lo tanto, es necesario contar con una plataforma que integre toda la información académica y de gestión que es instrumental para los procesos de acreditación, calidad, seguimiento y evaluación. Al mismo tiempo, esta debe integrarse bien con los SIS/ERP/LMS y otros sistemas, y permitir a los interesados y personas responsables colaborar fácilmente en el proceso curricular y generar informes con flexibilidad y facilidad.

La necesidad de un software de gestión curricular

Es necesario reportar información académica (programas, profesorado, competencias, perfil de egresados) a muchas entidades por razones como el seguimiento de normativas, el aseguramiento de la calidad o la acreditación. Sin embargo, el diseño, la revisión y los flujos de trabajo que implica mantener esta información actualizada de forma colaborativa y estructurada, lo convierten en un proceso muy complejo cuando no está debidamente sistematizado.

Aunque los SIS/ERP/LMS almacenan parte de la información, no están orientados a estos procesos curriculares, que suelen generar resistencia al cambio porque suponen más carga de trabajo para el personal académico, rompiendo los silos de información y las dinámicas de poder.

academic management

Con el software de gestión curricular adecuado, una institución puede obtener el control de todos los aspectos de los procesos curriculares, así como de las estrategias institucionales relacionadas con ellos. Además, los docentes y el personal administrativo pueden elaborar un plan de estudios y catalogar la información y los documentos pertinentes de forma conjunta, sin el caos que suponen el papeleo y la repetición de tareas.

El plan de estudios también puede mantenerse al día con una solución de software capaz de hacer que este proceso sea menos pesado para el profesorado, lo que mejora su estado de ánimo y libera tiempo para actividades más importantes. Además, estas actualizaciones del currículo pueden comunicarse y publicarse de forma eficaz y precisa a la comunidad educativa y es posible que se reflejen automáticamente en el SIS.

La evaluación y la acreditación son probablemente los elementos más importantes por los que las instituciones de educación superior deben considerar un software de gestión curricular sólido, ya que los resultados del aprendizaje se pueden gestionar sin esfuerzo. Esto permite a las instituciones comprobar constantemente si los programas están alineados con sus objetivos estratégicos.

Además, los recursos pueden asignarse a los programas de estudio de forma eficiente y estratégica, y se puede hacer un seguimiento preciso de la estrategia institucional. También se puede adquirir una buena capacidad de reacción para la revisión, lo que ayuda enormemente en los procesos de acreditación. Esto se logra mediante la elaboración y el mantenimiento de un informe de autoestudio —que se puede exportar según sea necesario— para la revisión de la acreditación y reacreditación (especialmente útil para la acreditación ABET).

gestion curricular

Menos resistencia al cambio gracias a una colaboración efectiva

El sector académico es conocido por su resistencia al cambio y su parsimonia, por lo que cualquier tecnología para la educación que pueda facilitar la adopción de un nuevo sistema o proceso será bienvenida. Para ello, la tecnología debe ser intuitiva y fácil de usar, ofrecer una interfaz limpia y sencilla, y requerir una curva de aprendizaje mínima.

También debe facilitar la colaboración entre los miembros y el intercambio de información, así como proporcionar cierto grado de seguridad para los materiales sensibles. Aligerar la carga de los profesores recurriendo a funciones y características especializadas también alivia la complejidad de los procesos.

Enfoque en los aspectos clave de los procesos de acreditación institucional

Cumplir con éxito los requisitos de acreditación puede ser un reto, especialmente cuando se trata del intrincado proceso de revisión y aprobación de los planes de estudio. Este proceso consta de muchas partes, como la identificación de las normas de acreditación y la evaluación de su nivel de cumplimiento, la creación de plantillas, la recolección de propuestas y mucho más. Para facilitar el proceso, elija una plataforma con plantillas y procesos precargados diseñados para cumplir con las normas y los requisitos de los organismos clave, como ministerios de educación y organizaciones de acreditación como ABET o el UK Quality Code for Higher Education. También puede personalizar los procesos y plantillas para adaptarlos a las necesidades de su institución.

Desde la admisión hasta el perfil de graduación

Una solución tecnológica para la educación que apoye con procesos académicos como la admisión, la inscripción y la retención de los estudiantes, así como con su progresión a través del plan de estudios y la graduación, es una herramienta poderosa. También puede ayudar a las instituciones a implantar la formación basada en competencias (CBT) mediante la asignación de cursos y requisitos con los resultados de aprendizaje de los estudiantes. 

Esta funcionalidad permite asignar los cursos a sus resultados de aprendizaje y permite a los estudiantes seguir su progreso a través del plan de estudios. Una buena solución también le permitirá generar informes y análisis de los datos y el progreso de los estudiantes, para que pueda tomar decisiones informadas con respecto a estudiantes individuales, grupos de estudiantes o la institución en su conjunto.

gestion curricular

Garantice el alto rendimiento de su personal docente

El software de gestión curricular también puede utilizarse para proyectar la trayectoria de todos y cada uno de los estudiantes a través de la institución, y ayudar a los miembros del profesorado a entender en qué punto se encuentran los estudiantes en su progreso, así como los plazos e hitos que deben cumplir a lo largo del camino. Esta funcionalidad puede ser especialmente útil en un escenario en el que el plan de estudios se implementa en un modo CBT, mostrando la ruta del estudiante hacia el logro de sus resultados de aprendizaje. También puede ayudarle a identificar las lagunas en el plan de estudios, así como a comprender las razones por las que se producen. Por último, puede ayudarle a comprender las tasas de retención y deserción de la institución, y a entender las razones que las motivan.